Hangar-1 Blog

Presión del combustible

Con un motor normal, o uno que haya sido modificado, el ordenador ECU que le acompaña trabajara perfectamente y se adaptara al sistema de combustible ofreciendo la cantidad suficiente de combustible. Pero si tus modificaciones son mas agresivas, el motor exigirá mas combustible; en pocas palabras, tendrá más hambre.

Pero tiene solución. Si añadimos más presión, cada vez que el inyector se abra se ofrecerá más combustible (pero no mucha más). Si controlamos el tiempo que el inyector está abierto, añadiremos más combustible, incluso con la misma presión. Para conseguir inyectar mas hay que instalar todo un sistema de componentes (inyectores, bomba de combustible, etc.) que hacen que el combustible fluya.

Seguramente, la primera modificación que deberemos hacer es instalar un regulador de presión de combustible ajustable. Las unidades que puedes encontrar en el mercado se atornillan directamente en el regulador estándar, con la misma conexión, aunque con una rosca encima. Aflojando o apretando el ajuste va cambiando el sistema de presión del combustible. Una vez que empieces a jugar con el sistema de combustible, debes encontrar una manera fiable de medir la presión, lo que quiere decir que debes instalar un calibrador de presión de calidad. Hay quien los coloca en el compartimiento del motor, donde los tuners suelen llevar a cabo sus modificaciones.

Cuando se aumenta la presión del carburante del sistema de inyección, estamos introduciendo una gran cantidad en los inyectores. Demasiada presión acorta la vida de los inyectores. Los expertos dicen que para los coches de carretera con pocas modificaciones no debemos elevar la presión del combustible que viene de fabrica mucho mas del 10%.

Sin instalamos un sistema de carburante de alta presión para una aplicación nitrosa o de empuje, deberemos contar con un regulador de presión con by-pass con una vía que vuelva al tanque. Demasiada presión sin un by-pass puede que acabe haciendo fallar la bomba. También, y para evitar una posible ruptura de la vía del combustible, tendrás que utilizar manguitos de metal capaces de soportar altas presiones o manguitos trenzados dentro del sistema.

Si tienes demasiado combustible, el motor “rascara” al final y te atrancaras cada vez que arranques con menos de 6000 rpm. Con aumentar menos la presión del sistema de combustible, puedes seguir con el ECU estándar o reprogramarlo para que pueda controlar una mayor presión, lo que es recomendable, pero el ECU estándar tiene un límite. Un analizador del tubo de escape es toda una ayuda, sobre todo si puedes hacer rodar el coche en un rodillo de prueba.