Category: KNOW-HOW

Posts related to KNOW-HOW

La Fórmula 1, abreviada como F1 y también denominada la «categoría reina del automovilismo» o «la máxima categoría del automovilismo», es la competición de automovilismo internacional más popular y prestigiosa, superando a categorías de automovilismo como la NASCAR, el Campeonato Mundial de Rally, el Campeonato Mundial de Turismos o la Fórmula E, entre otras. A cada carrera se le denomina Gran Premio y el torneo que las agrupa se denomina Campeonato Mundial de Fórmula 1.

La mayoría de los circuitos de carreras donde se celebran los Grandes Premios son autódromos, aunque también se utilizan circuitos callejeros y anteriormente se utilizaron circuitos ruteros. Los automóviles utilizados son monoplazas con la última tecnología disponible, siempre limitadas por un reglamento técnico; algunas mejoras que fueron desarrolladas en la Fórmula 1 terminaron siendo utilizadas en automóviles comerciales, como el freno de disco.

Los cierres de los sistemas de expulsión de gases pueden ser muy difíciles de quitar, sobre todo en los vehículos más viejos. Las altas temperaturas unidas a la explosión de elementos climatológicos pueden “soldar” los tornillos y tuercas. Hazte un favor, a ti y a tus nudillos, y compra el mejor aceite que puedas. Rocía con el los cierres que quieras retirar y no te cortes, hazlo en grandes cantidades. Déjalos en remojo un buen rato.

Cuando retires los cierres, es posible que necesites una palanca para obtener algo más que fuerza. En ocasiones (como en el tubo de escape o los tornillos) las piezas se rompen, pero eso no tiene que ser un problema, porque las vamos a cambiar. Pero si se trata de los tornillos de una cubierta o clavos del motor, hay que ir con

No todo es el sonido, también podemos ganar más caballos. Ya seas un loco de las prestaciones o un tipo recto y con actitud, el sonido es importante. Un buen sistema de escape de gases puede satisfacer a ambos perfiles. Si consigues justo el sistema que encaja con el motor, el coche sonara tan bien como sus prestaciones. Como ya hemos repetido en numerosas ocasiones, la modificación del tubo de escape es una de las pocas cosas que no influye en otras modificaciones ni compromete a las futuras. Con el nuevo sistema debemos ganar en ahorro de combustible, ¡no perder! Un buen sonido, también es algo con que se gana.

Los diseñadores de tubos de escape tienen en cuenta numerosas consideraciones: las emisiones, la configuración del suelo del vehículo, el ahorro en componentes y un sonido apropiado. Desgraciadamente, ninguna de estas restricciones contribuye a la producción de una prestación alta del sistema de expulsión de

La proporción de octano del combustible es toda una indicación de su resistencia antidetonante. En los años sesenta, se podía comprar gasolina de 100 octanos en las gasolineras, aquellos eran días de gloria para los que corrían con pistones de compresión. Una vez que se retiro el etilo, por razones medioambientales, lo que ha quedado no parece muy apropiado para motores modificados. Golpear, picar, la preignición y la detonación son términos que describen la anormal combustión de un motor. Lo que se produce es que cuando la presión en la cámara de combustión y la temperatura se elevan hasta cierto punto, en lugar de una sola llama, hay más de un fuego quemando o se quema antes de lo que supone.

Las dos circunstancias más importantes de la detonación y su control son el calor y el tiempo. El octano

Un motor de combustión interna funciona como un compresor, succiona una mezcla de combustible y aire, la enciende y utiliza la presión resultante para empujar el pistón arriba y abajo y hacer que el cigüeñal traslade la potencia a las ruedas.

Tu motor se basa en los golpes de los pistones que lanzan la mezcla de aire/combustible a través del filtro de aire, el tubo de toma, la válvula reguladora, la cubierta de toma, el cilindro y, para acabar, pasa por las válvulas hasta la cámara de combustión donde se encuentra la acción. Si te paras a pensar, todo un largo y tortuoso recorrido.

De todos los accesorios que se pueden conseguir para un sistema de inducción forzada, nada es mas importante que un calibrador de empuje. Aunque muchos turbocargadores vienen con todo lo que se necesita para instalar el turbo, hay que tener en cuenta toda una serie de características, más allá de las piezas que haya que colocar. ¿Esta el motor de tu coche preparado para soportar un nuevo estimulo? Quizás no haya ‘accesorio’ mas importante para un coche turbo que un calibrador del empuje. Nunca se sabe di el turbo esta funcionando plenamente o si la válvula purgadora esta bien ajustada y funciona. Además, el calibrador nos ayuda a saber si hay algún otro error en el sistema. Si notas que el empuje es inferior al normal, deberías examinar los tubos y manguitos del refrigerante interno por si hay algún escape. Los mejores calibradores ofrecen la información por medio de agujas indicadoras, tanto para el vacío

Control de Impulso

La pieza principal para controlar el empuje de un turbocargador es la válvula reguladora. Cuanto mas fluya por el sistema de un turbo, más grande tendrá que ser la válvula purgadora.

Todo gran impulso, como tal, puede ser tan peligroso como un animal y necesita cierto control. Este impulso para el combustible octano puede provocar una gran detonación. Incluso sin detonación, un gran impulso puede acabar con el motor si este no se encuentra lo suficientemente reforzado como para manejarse con el aumento de presión en el cilindro.

La primera barrera que debe sortear la bestia dentro de un turbo es la válvula purgadora. Se trata [...]

Cuando se comprime el aire y se le hace correr rápido, se calienta. Por ejemplo, si frotas suavemente con la mano la alfombra de casa, notaras una suave fricción. Si la mueves más rápidamente la mano con la misma presión notaras el calor, si vas más rápido acabaras quemándote. Lo mismo ocurre con el aire inducido al motor. Con solo viajar por la toma de aire, la válvula reguladora y la cubierta de toma, el aire sufre fricción entre él mismo y las superficies que toca, sobre todo en superficies no perfectamente suaves, como en el interior de la cubierta. Si ahora forzamos ese aire con la presión de un turbocargador, la gran velocidad del aire hace que este se caliente.

Además del calor por fricción, el propio turbocargador añade más calor, ya que esta montado sobre el sistema de

Para muestras, para conducir, para las carreras, de fabrica o seminuevo, siempre hay algo especial en un coche equipado con un turbo. Es como poseer un pequeño monstruo bajo el capo con ganas de salir y jugar.

El empuje y la presión aumentada del motor cuando el turbo se pone en marcha, bombean tanto el motor como nuestro corazón. A diferencia del oxido nitroso, que solo aparece cuando se le da la orden y a máxima potencia, el turbocargador se esconde bajo el capó listo para aprovechar cualquier oportunidad y lanzarte hacia delante con su suave silbido, como si fuera el motor de un cohete. Tanto el sonido como la prestación son altamente adictivos. Acabas buscando cualquier oportunidad para ver como algunos se quedan con la boca abierta al ser superados por esa mágica ventaja que llevas.

Los frenos nacen y funcionan bajo un principio esencial: generar fricción en la llanta en movimiento para disminuir la velocidad o detener por completo a un vehículo.

La interacción entre el frenado y el movimiento de un vehículo puede ser entendida como un intercambio de energías: el movimiento se conoce como energía cinética y la operación para realizar el frenado esta denominada como energía de calor. Una vez que la energía de calor contrarresta a la energía cinética, el auto se detiene.

Componentes del sistema de frenado

• Pedal de freno: Pieza metálica que transmite la fuerza ejercida por el conductor al sistema hidráulico. Con el pedal conseguimos hacer menos esfuerzo a la hora de transmitir dicha fuerza. El pedal de freno forma parte del conjunto pedalera, donde se sitúan 2 o 3 palancas de accionamiento individual que nos

Back to top